Etiqueta

entrevistas


Elena Gadel: “Rizzo te permite hacer cosas que no puedes hacer en la vida real”

23/09/2008
Elena Gadel interpreta a Rizzo en GREASE, EL MUSICAL DE TU VIDA, que el 30 de septiembre se estrenará en el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid.

Disminuir tamaño textoAumentar tamaño texto separacio imprimir separacio enviar a un amigo separacio separacio separacio separacio

Su primer gran reto en el género del teatro musical fue a interpretar a Blanca, la protagonista de MAR I CEL, en la readaptación que Dagoll Dagom realizó de su emblemático musical para conmemorar el 30º aniversario de la compañía. Así, en octubre de 2004 Elena Gadel se convertía en la cristiana que caía rendida a los pies del morisco Saïd, junto a quien vivía un apasionado amor.

Dos años más tarde, la que fuera concursante de la segunda edición de ‘Operación Triunfo’, abandonó la producción, que estaba a punto de presentarse en Madrid, para ponerse en la piel de Rizzo en la producción de GREASE, EL MUSICAL DE TU VIDA, que se estrenó en el Teatre Victòria de Barcelona en octubre de 2006. Desde entonces, no se ha separado del personaje que popularizó Stockard Channing en la versión cinematográfica del musical. Tras una temporada y media en Barcelona, y una gira por España, ahora, el musical dirigido por Ricard Reguant llega al Nuevo Teatro Alcalá de Madrid, donde se estrenará el 30 de septiembre.

Hablamos con Elena Gadel poco antes del estreno en Madrid de GREASE para que nos cuente más detalles sobre su trayectoria musical.

¿CÓMO AFRONTAS EL ESTRENO DE GREASE EN MADRID?
Para mí es un reto porque hace mucho que en el resto de España no se sabe que estoy trabajando… Yo acabé ‘Operación Triunfo’ hace ya casi 5 años y luego me embarqué en MAR I CEL en Barcelona, y al estrenarse en Madrid, yo estrené GREASE en Barcelona… Así que hacer de Rizzo en Madrid es un reto. Tengo muchas ganas.

LLEVAS DOS AÑOS INTERPRETANDO A RIZZO. ¿QUÉ HAN SUPUESTO PARA TI?
Venía de un papel mucho más dramático, como era el de Blanca de MAR I CEL y Rizzo, para mí, es de los mejores personajes de GREASE porque es como el más terrenal. En general, todos son como muy superficiales, y Rizzo es a la única que le pasa algo que es de la vida real. Y para mí interpretar a Rizzo también es un placer porque te permite hacer cosas que no puedes hacer en la vida real, como ir soltando borderías. No está bien visto socialmente, y con Rizzo, me lo puedo permitir dos horas al día.

O SEA QUE TE LO PASAS BIEN INTERPRETANDO AL PERSONAJE…
Sí. Me lo paso muy bien porque paso por muchas emociones: protesto, me enfado, soy irónica –que yo lo soy mucho–… Disfruto mucho pero, a la vez, también tengo momentos de drama. Paso por muchas emociones. Es muy divertido y, a la vez, emocionante.

Y DESPUÉS DE DOS AÑOS, ¿CUÁL ES TU MOTIVACIÓN PARA SEGUIR INTERPRETANDO A RIZZO CON LA MISMA ILUSIÓN DEL PRIMER DÍA?
Va por épocas. A veces cuesta, pero yo me lo paso bien. Y también tengo etapas en las que estoy más cansada de hacer cada día lo mismo, pero el truco es concentrarse en la obra, meterte en ella y estar ahí. A la que te acostumbras y te aburres es mejor que te vayas.

Y EL ESTRENO EN MADRID YA ES TODO UN ALICIENTE…
Sí. Al año y medio en Barcelona ya se nos hacía cansado, pero como era el final, nos daba pena y lo aprovechábamos a tope. En Bilbao ya cambiamos de ciudad… el aliciente es que te vaya viendo gente nueva. Y el estreno es Madrid es muy importante.

EN BARCELONA EL PÚBLICO ENLOQUECIÓ CON EL MUSICAL ¿CÓMO VIVISTEIS LA EXCEPCIONAL ACOGIDA DEL MUSICAL?
Fue bastante fuerte. Pensábamos que iba a ir bien porque GREASE es una obra que no necesita de nombres mediáticos para venderse. Y yo no dudaba que fuese un poco bien y que la gente quisiese verlo. El director –Ricard Reguant– decía “o engancha mucho o no viene nadie”. Porque son estas cosas que, o te dan mucha rabia, porque es una moda –la peluca, la gomina…–, o te encantan y te vuelves un poco frikie y te apetece verlo. Los padres recuerdan lo que vieron y los niños lo ven de nuevo. Fue bastante fuerte y a nivel de espectadores fue el éxito mayor en Catalunya. Y esperemos que el éxito se repita en Madrid.

¿QUÉ ES LO MÁS SORPRENDETE QUE VISTE EN LA GENTE QUE VENÍA A VEROS? PORQUE HABÍA GENTE QUE REPETÍA MÁS DE DIEZ VECES…
Hay en uno de los temas en la que la letra es muy complicada, pero la coreografía también lo es… y la gente que había venido muchas veces hacía la coreografía con nosotros.

EN EL 2004, CUANDO EMPEZASTE EN MAR I CEL, YA DECÍAS QUE GREASE ERA TU MUSICAL PREFERIDO. SUPONEMOS QUE CONSEGUIR EL PAPEL DE RIZZO FUE ALGO MUY ESPECIAL PARA TI…
Sí que lo fue. Y la verdad es que no lo tenía del todo claro. Estaba haciendo MAR I CEL en Valencia y después iba a Madrid y no sabía qué hacer… pero GREASE siempre me ha encantado. Y, además, el personaje de Rizzo es un bombón. De pequeñita siempre quise ser Sandy, pero de mayor me atraía más Rizzo… Y creo que me ha tocado el papel perfecto. Estoy muy contenta. De hecho, hablaron conmigo para que hiciera LA BELLA Y LA BESTIA, como una opción, pero GREASE me tira mucho…

STOCKARD CHANNING CREÓ UN REFERENTE IMPORTANTE DE CÓMO DEBÍA SER EL PERSONAJE DE RIZZO…
En GREASE estoy muy feliz porque Sandy es la protagonista, pero Rizzo tiene un peso muy importante. Y todo el mundo viene y te dice “mi papel favorito es Rizzo”… Vienen buscando a Stockard y a la película. Y a mí a veces, sin querer, me salían gestos de ella de la película. Yo también la quiero a ella. Me encanta cómo hace el papel de Rizzo. Le busca el punto irónico, borde y, a la vez, muy sexual. Y estoy buscando todo eso. Me guio mucho en ella.

EL REPARTO DE GREASE PARA MADRID ES MUY SIMILAR AL QUE SE PUDO VER EN BARCELONA. EL CAMBIO MÁS DESTACADO, QUE YA ESTUVO EN LAS ÚLTIMAS FUNCIONES DE LA CIUDAD CONDAL, ES LA INCORPORACIÓN DE EDURNE A LA COMPAÑÍA. ¿CÓMO VIVISTEIS EL CAMBIO DE PROTAGONISTA? Fue una pena que se marchase María Adamuz, pues como Sandy es clavada. Pero vino Edurne y yo –y toda la compañía– encantada de la vida. Tuvo muy pocos días de ensayo, porque fue muy rápido, y a mí me gusta mucho como lo hace, tanto cantando como a nivel interpretativo. Tuvo que ponerse al nivel de todos, que llevábamos, primero, dos meses de ensayo y, después, un año representación… y creo que lo hace estupendamente. Todos estamos muy contentos con Edurne.

¿QUÉ DESTACARÍAS DE TUS COMPAÑEROS DE REPARTO?
Hay una energía positiva muy fuerte y muy buen rollo entre todos. Creo que uno de los factores del éxito del espectáculo es el musical en sí, y otro, es que lo hacemos con tantas ganas, energía y amor, que llega a la butaca.

TU ENTRADA EN LOS MUSICALES FUE IMPACTANTE, INTERPRETANDO A BLANCA EN LA REVISIÓN DE MAR I CEL, DE DAGOLL DAGOM. ¿QUÉ SUPUSO PARA TI ESTA ENTRADA POR LA PUERTA GRANDE EN EL GÉNERO?
Creo que no era consciente de la importancia que tenía, porque, si no, no sé si lo habría hecho. En ese momento, después de salir de OT, no me planteaba mucho las cosas. Cuando me propusieron hacer de Blanca en MAR I CEL, yo no había visto el anterior montaje, así que vi una grabación y pensé “bueno, me aprendo primero el guión y luego lo canto”. Y fue como ir haciendo. Hice un primer casting cantando una canción en el que Miquel Periel de Dagoll Dagom me dijo que me quedaba muy bien este estilo. Y luego me llamaron para el segundo y el tercero, que fueron muy juntos, en los que tuve que interpretar el personaje con texto… Y el estreno en el Teatre Nacional de Catalunya fue muy fuerte. Había gente a favor y en contra, pero yo no era muy consciente. Empecé a serlo cuando cambiamos al Victòria. Y he estado cuatro años seguidos en el Victòria, desde que acabó MAR I CEL hasta ahora.

Y NO TE HAS BAJADO DEL ESCENARIO EN ESTOS CUATRO AÑOS…
La verdad es que he tenido mucha suerte. Mucha gente me pregunta si me planteo vivir del musical, pero la verdad es que no sé... De momento voy haciendo y disfrutando muchísimo de lo que hago. Y soy muy consciente de la realidad y de que no es fácil.

SI TUVIERAS QUE DECIR UNA COSA QUE HAS APRENDIDO DEL TEATRO MUSICAL EN ESTOS AÑOS, ¿QUÉ DESTACARÍAS?
Destacaría que cada vez que me gusta más cantar y menos aparentar. Porque el teatro musical es algo que no se ve desde fuera y mucha gente me dice “¿y no sacas disco?”, y “¿no sales en la tele?”… Me cansa mucho tener que hacer ver algo que no me siento. Creo que el teatro musical potencia mucho el talento, porque es gente que está trabajando cada día y no se preocupa tanto por el nombre, y por la gente y la tele, sino por cantar cada día y tener bien la voz.

TU PARTICIPACIÓN EN EL CONCURSO ‘OPERACIÓN TRIUNFO’ HIZO QUE DAGOLL DAGOM SE FIJARA EN TI Y TE LLAMARA PARA LAS PRUEBAS DE ‘MAR Y CEL’. AHORA ESTÁ PREVISTO HACER UN PROGRAMA DE TELEVISIÓN PARA BUSCAR AL PROTAGONISTA DE UN MUSICAL, TAL Y COMO YA SE ESTÁ HACIENDO DESDE HACE AÑOS EN INGLATERRA Y EEUU ¿QUÉ PIENSAS SOBRE ESTO?
Por un lado te diría que no es muy bonito de cara a la gente que lleva toda la vida preparándose para esto, pero por el otro te digo que lo mío no es exactamente igual. Yo también he tenido parte de suerte. Ni lo critico, ni lo alabo. Hasta cierto punto me identifico un poco por eso, pero no me parece bien que se cree el programa para buscar el personaje. Aunque si los que participan lo hacen bien y lo valen, no hay problema. La gente que está estudiando toda la vida y lo vale, está ahí trabajando. Y la gente que no ha estudiado, y sólo está porque tiene nombre, y no vale, se cae.

¿Y TE PESA MUCHO LA ETIQUETA DE ‘OPERACIÓN TRIUNFO’?
No es que me pese ‘Operación Triunfo’, sino el ser un poco conocida. Cada cual con sus prejuicios. Yo no tengo prejuicios cuando me dicen que alguien es de ‘Operación Triunfo’. Y no porque esté dentro… a mi me da igual, si me gusta como canta y lo que ofrece me lo creo ya está. Ahora si el producto no me lo creo, no me gusta… pero ni de OT ni de fuera.

EN SPAMALOT HAY UNA ESCENA EN LA QUE HACEN REFERENCIA A LOS CONCURSANTES DE OT QUE SALTAN AL TEATRO. TÚ ESTUVISTE EN EL ESTRENO DEL MUSICAL EN BARCELONA. ¿QUÉ PENSASTE EN ESE MOMENTO?
Sí… Estuve en el estreno y Marta Ribera me miraba mientras lo decía… Luego me lo dijo “tía, lo siento”, y yo le dije, “¡No pasa nada! ¡Si yo me parto!”. Edurne y yo nos encogimos un poco en la butaca… pero realmente es verdad lo que dicen. Yo lo entiendo. Si yo me paso toda la vida trabajando y estudiando y llega alguien a quien, sólo por ser popular lo escogen para un papel, da mucha rabia. Pero yo lo que hago es escuchar a esa persona, para ver qué tal lo hace. Si cumple las expectativas, no tendría que haber problema. Lo que pasa es que, por ser conocido te exigen más. Pero bueno, es así. No hay más.
También hay gente de OT que vale mucho y no está trabajando, porque el nombre no le ayuda. ¿Qué es más injusto: alguien que lleva toda la vida estudiando y no tiene trabajo o alguien a quien, por el hecho de haber participado en un concurso, ya no le ofrecen trabajo? Es que no todo es tan fácil… Pero bueno, yo de momento estoy contenta. Espero mantenerme y disfrutar de lo que tengo.

Compartir noticiaCompartir en FacebookCompartir en Google BookmarksCompartir en YahooGuardar en DeliciousCompartir en FresquiEnviar a MeneameEnviar a DiggCompartir en MySpaceCompartir en Reporter MSN

Enlaces de Interés


Información Relacionada


Women on the verge of a nervous breakdown

 


Todos los derechos de la propiedad intelectual de esta web y de sus elementos pertenecen a todoMUSICALES por lo que es ilegal la reproducción, reutilización,
transmisión o modificación de todo o parte del contenido sin citar la fuente original o contar con el permiso escrito de todoMUSICALES.